¿Qué es la economía?

ÍNDICE

La ciencia puede definirse de forma sencilla como el resultado de una determinada actividad que llamamos teorización. A su vez, toda ciencia tiene su objeto, y trata de proponer leyes o modelos que lo expliquen. Así por ejemplo, el objeto de la ciencia física es el movimiento de los cuerpos, y las leyes de Newton son un modelo que trata de explicarlo. Del mismo modo, la ciencia económica tendrá su objeto, y las diferentes teorías económicas serán modelos que tratarán de explicar dicho objeto.

Vemos, por tanto, una primera distinción: la ciencia económica es el conjunto de leyes y modelos explicativos que proponen los economistas, mientras que la economía es el objeto de esta ciencia, esto es, alguna cosa que se da en el mundo y que presenta ciertas regularidades susceptibles de ser teorizadas, esto es, representadas en modelos.

En la teoría económica clásica encontramos dos grandes tipos de definiciones, que se han dado a conocer bajo los rótulos de subjetivistas y objetivistas –denominaciones poco acertadas, en mi opinión-, predominando la primera en la tradición liberal e imperando la segunda en el pensamiento marxista. Cada una de ellas pone el acento es un rasgo diferente de la economía, mostrando dos condiciones que resultan ser, a la postre, necesarias por igual, y suficientes al considerarse en conjunto, para definir lo que es la economía. La definición moderna no es más que un sumario de ambas.

I. La posición subjetivista

La definición más difundida de la aproximación subjetivista pertenece al economista británico Lionel Robbins (1):

La economía es la ciencia que estudia la conducta humana en tanto que relación entre fines y medios escasos susceptibles de usos alternativos.

Esta definición manifiesta la primera condición necesaria para que se dé una economía: la escasez de recursos. Los seres humanos tenemos un conjunto de necesidades, ilimitadas en la práctica, pero disponemos de recursos limitados para satisfacerlas.

Ejemplo:

Imaginemos a dos hombres en una isla desierta en la que hubiera infinitas palmeras con infinitos cocos, ambos con el mismo acceso gratuito a ellos. En tal situación, podría formarse un mercado de cabañas –si uno de ellos las construyera mejor que el otro- o de pescado –si uno de ellos estuviera en posesión de la única caña de pescar-. Así por ejemplo, el constructor podría intercambiar una cabaña por X pescados. Pero jamás podría formarse un mercado de cocos, pues no representarían un recurso escaso: ¿Quién de ellos, en su sano juicio, querría intercambiar pescado (con lo que costaría conseguirlo) por cocos (pudiéndose obtener estos sin esfuerzo y de forma gratuita e ilimitada)?

Por tanto, para que se dé una economía los recursos deben ser escasos. Y puesto que los recursos son escasos, presentan usos alternativos, esto es, pueden utilizarse para satisfacer diferentes necesidades –por ejemplo, un mismo trozo de metal puede servir para hacer cuchillos o herraduras de caballo-. Por qué los individuos dan los usos que dan a los recursos escasos es una de las cuestiones que tienen que responder los modelos económicos.

Así, la posición subjetivista nos dice que la economía (E) es el modo (—>) en que los hombres satisfacen sus necesidades (NS) a partir de una cierta cantidad limitada de recursos (RL).

Imagen 10II. La posición objetivista

Las críticas realizadas a la definición de Robbins subrayan dos hechos:

(A) Por un lado, que la palabra “sociedad” no aparece en ella, y la mayoría de economistas argumentan que una economía tan solo puede surgir en el seno de una sociedad –lo que suele escenificarse con la idea de que no existe la economía de Robinson Crusoe, esto es, que una persona sola en una isla desierta no podría constituir un sistema económico-.

(B) Por otro lado, se echa en falta una determinación más concreta de ese modo en que los hombres satisfacen sus necesidades, puesto que expresado de forma tan ambigua la definición responde a su vez a una parte de lo que es la política –la política también tiene algo que decir en lo relativo al modo en que los hombres satisfacen sus necesidades-.

Así, poniendo el énfasis en el carácter social y delimitando el modo de satisfacción de las necesidades a las actividades de producción, distribución y consumo, llegamos a la posición objetivista.

Friedrich Engels (2):

La economía política es la ciencia de las leyes que rigen la producción y el intercambio de los medios materiales de subsistencia en la sociedad humana.

Oskar Lange (3):

La economía política, o mejor la economía social, es la ciencia de las leyes sociales que rigen la producción y distribución de los medios materiales que sirven para satisfacer las necesidades humanas

III. Síntesis

Como síntesis de ambas perspectivas, la subjetivista y la objetivista, destaca la propuesta del economista francés Edmond Malinvaud (4):

La economía es la ciencia que estudia cómo los recursos escasos se emplean para la satisfacción de las necesidades de los hombres que viven en sociedad; se interesa, por un lado, en las operaciones esenciales tales como la producción, la distribución y el consumo de los bienes y, por otro, en las instituciones y las actividades que tienen por objeto facilitar dichas operaciones.

Incorporando ahora las ideas objetivistas a nuestro pequeño esquema, tenemos, por un lado, que la economía solo puede desarrollarse en el seno de una sociedad (S), y, por otro, que el modo en que los hombres satisfacen sus necesidades a partir de los recursos limitados responde a una función f(P,D,C) de tres variables básicas: producción (P), distribución (D) y consumo (C) –donde puede añadirse, si se desea, una cuarta variable que incorpore las instituciones y actividades que soportan dichas operaciones-:

Imagen 11Y así, los diferentes sistemas económicos, como el capitalismo, el feudalismo o el comunismo, no son más que distintas funciones f(P,D,C)1, f(P,D,C)2, etc., esto es, maneras determinadas de organizar la producción, la distribución y el consumo de los recursos escasos con vistas a satisfacer las necesidades de la sociedad.

IV. Definición final:

La ciencia económica estudia las leyes que rigen el modo en que una sociedad somete sus recursos escasos a las operaciones básicas de producción, distribución y consumo con el fin de satisfacer sus necesidades.

Fuentes

(1) ROBBINS, L. Ensayo sobre la significación y naturaleza de la ciencia económica. 1944.

(2) ENGELS, F. Anti-Dühring. 1878.

(3) LANGE, O. Economía política. 1966

(4) MALINVAUD, E. Lecciones de Teoría Microeconómica. 1974

Massys 2

AGL

Anuncios

2 thoughts on “¿Qué es la economía?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s