1/2. ¿Cómo acabar con la pobreza en el mundo?

Construyendo autopistas.

Bien, no se tome literalmente: autopistas, carreteras, puertos, vías de tren, etc. En definitiva: redes de comunicación.

La falta de tales infraestructuras es una de las bases (la base misma, en mi opinión) de la pobreza en los países subdesarrollados, y es precisamente la causa de su subdesarrollo. Vemos el porqué.

(1) Supongamos que somos un pequeño granjero del centro de África. Supongamos que conseguimos un microcrédito para comprar un tractor e incrementar nuestra producción. Llegará un momento en que el mercado de nuestro pueblo ya estará satisfecho, y pensaremos en vender el excedente de producción al pueblo de al lado. Con ello tendremos más ganancias para comprar otro tractor, quizás más tierras, crear empleo, y cuanto más produzcamos más barato será cada uno de nuestros productos (por las economías de escala). Así pues, incluso podremos bajar el precio a nuestros productos, y proveer comida de forma más barata. Pero no podemos hacer nada de eso, porque no tenemos un sistema de conexión efectivo con los pueblos o países vecinos. Los altos costes de transporte a nuestro excedente hacen que sea inviable venderlo más allá de nuestro poblado.

(2) Supongamos que somos una empresa como Mercadona o Walmart y que pensamos en establecer algunas tiendas en el centro de África para vender comida a precios bajos y expandir nuestro negocio. Sin embargo, los costes de distribución de nuestros productos a las diferentes tiendas serán tan elevados, por la falta de una red de carreteras, que los precios que deberemos poner para que sea rentable no serán asequibles para la población local. Así que nos quedamos sin poder abrir las tiendas y la gente de África se queda sin poder disfrutar de comida barata.

(3) Supongamos que somos una ONG y queremos enviar ayuda humanitaria al centro de África. La falta de una red de carretas hace que el coste de transporte sea muy elevado, obligándonos quizás a utilizar un avión o vehículos especiales para llegar a ciertos poblados que incrementan altamente el coste. Así pues, una parte significativa de lo que hemos recaudado debemos destinarlo a pagar los costes de distribución, y no a enviar más medicinas o alimentos.

En entornos de Business se ha analizado hasta la saciedad el fracaso de Walmart en China. Y la conclusión a la que se ha llegado es justamente esta: las malas conexiones y los altos costes de distribución han imposibilitado que Walmart pudiera establecer su política de precios bajos en el gigante asiático.

Piénsese además que fue lo primero que los países europeos construyeron cuando empezó la revolución industrial: una extensa red de ferrocarriles para poder transportar personas y mercancías de forma económica.

El otro día hablé con una amiga que ha regresado recientemente de la India, país inmerso en un momento de gran e incipiente desarrollo económico. Y al preguntarle por las carreteras me dijo justamente que todas ellas estaban repletas de obras de mejora, y que estaban construyendo carriles nuevos por todos lados.

Precisamente en esta línea de pensamiento existe el proyecto Red de Carreteras Transafricanas, con el fin de construir autopistas en África que promuevan el comercio y acaben así con la pobreza.

Por aquello de que una imagen vale más que mil palabras, compárense las dos siguientes imágenes. La una pertenece al mapa de autopistas en África, la otra al mapa de autopistas de Europa. Téngase en cuenta, en especial, que las fotos no están a escala, siendo África tres veces más grande que Europa en extensión.

Imagen 4

Imagen 3

La tesis subyacente es bien simple: el libre comercio traerá el progreso y el bienestar allá donde se consolide. Sin embargo, nótese que el libre comercio no es exactamente lo mismo que el capitalismo. El libre comercio fue lo que creó las Ciudades-Estado griegas, o los Burgos de la Edad Media. Y el libre comercio es, a su vez, en lo que se basaría un mundo poblado por comunidades anarquistas (dónde se comerciaría libremente a través de trueques o intercambios).

Pero para posibilitar el libre comercio, primero debe haber un sistema de comunicaciones efectivo. Enviar alimentos o medicamentos para curar enfermedades son soluciones que no van más allá del corto plazo. El hambre vuelve a aparecer, y la malaria se vuelve a expandir.

Dentro de un sistema de libre mercado – capitalista la única manera de alcanzar el bienestar de manera sostenible es subirse al tren del desarrollo económico. Pues este no crea tan sólo ropa de marca y colonia Chanel, sino que también ofrece agua corriente y electricidad, medicinas, alimentos baratos, viviendas, incremento de la esperanza de vida, la posibilidad de viajar a cualquier parte del mundo, etc. E incluso, algunos argumentan, ha traído la democracia, pues esta es el único sistema político en que el capitalismo puede existir (porque es el único que garantiza la propiedad privada). Y en todo caso, tal vez la existencia de Chanel no se deba al sistema, sino a la existencia de consumidores de Chanel.

Así pues, si queremos ayudar a que los países subdesarrollados salgan de su situación de pobreza, lo que debemos hacer es ayudarles a construir infraestructuras de comunicación. Ello en si no acabará con el hambre de la noche a la mañana, pero es la base para permitir que el libre comercio penetre en dichos países y haga lo que mejor saber hacer: distribuir bienes esenciales a todas las partes del mundo y, a través de la competencia mundial, establecer el precio más bajo posible en los productos y servicios.

AGL

Anuncios

6 thoughts on “1/2. ¿Cómo acabar con la pobreza en el mundo?

  1. Es una teoría, aunque no es algo que me interese demasiado, muchos expertos han señalado la falta de un título de propiedad como fuente primaria de la pobreza.

    1. Así es, en efecto, y tal idea va muy ligada a lo que se expone en la segunda parte del artículo (2/2) de la falta de inversión (que en definitiva es una falta de propiedad privada) como el segundo pilar fundamental de la pobreza. Siendo el otro pilar fundamental el expuesto en este artículo, la falta de infraestructuras efectivas.

  2. Según descienden los recursos y aumenta el nivel técnico de la población, los grupos dirigentes apuestan cada vez más por el dominio de las materias primas. Terminaremos haciendo trueques prácticamente, pero qué harán los que no saben hacer nada con sus manos? Para seguir robando se harán cada vez más invisibles y nos cobrarán por las únicas cosas de las que no podamos auto-abastecernos. Me preocupa mucho cuando todo escasee de verdad, porque la próxima guerra no va a tener precisamente oficiales que velen por evitar la barbarie en el campo de batalla y el público no está muy por la labor de respetar preceptos éticos o morales.

    1. Pero aquí hay un problema, yo no sé como contruir un Iphone, por lo que no me puedo autoavastecer de él. Mientras haya personas que los hagan, todo irá bien y estará en equilibrio. Pero ¿y el día que se acabe el petróleo y empiece a faltar el plástico, y entonces ya no haya más Iphones? Efectivamente, allí entra el dominio de las materias primas. Y según leí por allí, el petróleo alcanzó su zenit de producción en 2007-09, por lo que ahora solo puede mantenerse en el mismo nivel una temporada antes de empezar a caer de forma exponencial.
      Gran gran blog este sitio:
      http://crashoil.blogspot.com.es/

  3. Bueno, si escasean los iphones tendremos un serio problema de envejecimiento de la población. Los nacidos tras la invención del móvil sin duda se suicidarán. Se pueden fabricar muchos materiales parecidos y mejores que el plástico sin petróleo, de hecho muchos ahora se fabrican con gas, aunque sea un derivado, pero es más abundante y se sigue produciendo de forma natural, incluso con bacterias…
    El problema inmediato que veo es que si seguimos sumando técnica a nuestra vida su precio descenderá. Cuando los chinos registraron el gasto anual de EEUU en adornos navideños, montaron 3 factorías que podían servir toda la demanda americana anual en árboles navideños, 3 años después tenían 600 factorías con todo tipo de adornos.
    Yo no quiero que mis hijos estudien 25 años para que su trabajo valga lo mismo que el de un zapatero remendón si es que lo encuentran.
    Desde la anterior revolución industrial apenas se ha hecho nada para liberar al ser humano del trabajo, cuando en gran medida ya tenemos los conocimientos para hacerlo, ni tampoco para igualar y sostener nuestro crecimiento explosivo.
    En serio pienso que atravesamos la etapa más crítica de la humanidad. Por primera vez tenemos los conocimientos para poder decidir si vamos a vivir o nos dejaremos morir, pero no veo que los responsables que manejan nuestro destino hagan realmente algo.

    1. Ello es cierto, sin embargo, mientras halla innovación, habrá técnica cara, destinada tan solo a la parte del planeta con más recursos económicos. Y la hegemonía china como fabrica barata del mundo no puede durar eternamente, pues en algún punto los trabajadores exigirán mejores condiciones de trabajo, y entonces surgirá otro país dispuesto a producir más barato.

      Para mi lo más relevante es el hecho que mencionas, la idea de que si quisiéramos seriamos capaces de liberar al hombre del trabajo. Ello, según mi parecer, plantea dos problemas. El primero es el de la energía. El 92% de la energía consumida actualmente en el mundo proviene de cuatro fuentes, cabrón, petróleo, gas y uranio. Ya hemos alcanzado el zenit de producción del petróleo y el cabrón, el del gas se calcula para 2025, y de uranio para 2040. En decir, en un plazo medio nuestras fuentes de energía primarias llegan a su fin, por lo que es necesario encontrar una nueva fuente de energía duradera y “ecológica”. Solo se me ocurre la energía nuclear de fusión.

      Con ello conseguido, habría que pensarse un nuevo sistema económico. Pues es imposible liberar al hombre del trabajo en un sistema capitalista. Aunque realmente, si liberáramos al hombre del trabajo no habría sistema económico. Todo sería política. Si el hombre no tiene que preocuparse por la satisfacción de sus necesidades, pues estas son satisfechas por máquinas, solo le quedan dos cosas, la política y el tiempo libre. No sería muy diferente de la Atenas platónica. Allí en vez de máquinas había esclavos. Y después de participar en la vida pública, los hombres se dedicaban a su tiempo libre. Solo así puede entenderse que Aristóteles se pasara cuarenta años estudiando en la Academia y que tras la muerte de Platón fundara el Liceo. No pegó ni brote en su vida, y aún así parece que nos ha dejado algo más que Steve Jobs.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s