La apuesta de Pascal: lo más racional es apostar por la existencia de Dios

Pascal planteó el siguiente argumento sobre la existencia de Dios en sus Pensamientos. Se nos presentan cuatro escenarios posibles:

  1. Puedes creer en Dios; si existe, entonces irás al cielo.
  2. Puedes creer en Dios; si no existe, entonces no ganarás nada.
  3. Puedes no creer en Dios; si no existe, entonces tampoco ganarás nada.
  4. Puedes no creer en Dios; si existe, entonces no irás al cielo.

En el primer caso, las ganancias serán infinitas, pues uno se pasará la eternidad en el paraíso.

En el segundo y el tercer caso, puede haber cierta discusión sobre si verdaderamente la ganancia es 0. Puede argumentarse que si decido creer en Dios pero finalmente este resulta no existir, la ganancia será negativa (por ejemplo, -10), pues practicar la fe supone en muchos casos un cierto sacrificio, y si Dios finalmente no existe habré hecho tales sacrificios por nada y malgastado mi vida creyendo en una mentira. Por otro lado, también puede argumentarse que ello queda compensado por los beneficios que se desprenden de creer en Dios (independientemente de su existencia), como puede ser la superación del miedo a la muerte, el obrar bajo la moral cristiana o el cultivo de nuestra espiritualidad.

En el último caso, puedes no ganar nada, en caso de pasarte la eternidad a las puertas del paraíso, o perder mucho, en caso de ser desterrado al Infierno.

Así pues, se nos presenta la siguiente matriz:

 

Basándose en que hay una posibilidad (por pequeña que sea) de que exista Dios y en que, en tal caso, creer en él comporta ganancias infinitas, cualquier persona racional debe elegir la opción de creer en Dios. En tal caso, el valor esperado es siempre más grande o igual a aquel derivado de elegir la no creencia (sin importar las probabilidades de que Dios exista o no).

Así pues, el argumento demuestra que lo más racional es apostar por la existencia de Dios.

“Estimemos estos dos casos: si usted gana, usted gana todo; si usted pierde, usted no pierde nada. Apueste usted que Él existe, sin titubear.”

¿Cómo debe entenderse la apuesta?

El argumento no pretende ser una razón suficiente para la creencia en el cristianismo, ni tampoco una prueba científica de la existencia de Dios. El punto de partida es, precisamente, la imposibilidad que tiene el hombre para demostrar la existencia o la no-existencia de Dios con la razón.

Nótese, además, que el argumento sólo es válido para los agnósticos que quieran considerar los beneficios de practicar la fe, pues los creyentes ya creen en Dios, y para los ateos la probabilidad de que exista Dios es nula, por lo que el argumento es inválido.

Lo mejor es, según mi parecer, acercarse a la apuesta entendiéndola como un problema mental que nos incita sospechar sobre su propia validez, admirando sus pretensiones titánicas más que el número de personas que haya convertido al cristianismo.

AGL

Anuncios

One thought on “La apuesta de Pascal: lo más racional es apostar por la existencia de Dios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s