Demostración de que viveremos eternamente. Versión Larga.

Introducción

La entrada es un poco más larga de lo normal, pero, ¿no merece una demostración de semejantes pretensiones una extensión acorde a su relevancia? Aunque en realidad la demostración no es complicada, sí requiere un poco de tiempo y concentración.

Esta “demostración” se fundamenta en algunas premisas que deben darse ciertas para que el argumento sea verdadero (como en toda demostración, dicho sea de paso). Dichas premisas, como se verá, están basadas en teorías científicas actuales, ampliamente aceptadas y respaldadas empíricamente, y por tanto parece razonable tomarlas como principios. Por ello, a su vez, la demostración disfruta, a mi entender, de una razonable fuerza teórica de validez.

1. El destino del universo

Antes de poder indagar sobre la inmortalidad, debemos preguntarnos sobre el destino final de nuestro universo, pues nuestro tiempo, y por tanto nuestra eternidad, están ligados a lo que a él le suceda.

1.1. El Big Bang

En ciencia, la teoría del Big Bang, que todos conocemos en mayor o menor medida, se basa en el modelo FLRW, que es una de las muchas soluciones a las ecuaciones de campo de Einstein, y que describe, en esencia, un universo en expansión. Más aún, tras la predicción teórica del modelo FLRW de que nuestro universo se está expandiendo, se ha comprobado empíricamente y en numerosas ocasiones que esto es así (el ejemplo más conocido es el descubrimiento del fondo cósmico de microondas en 1965). Hoy en día el 99% de la comunidad científica acepta este hecho. Por tanto, esta es nuestra primera premisa:

(1) El universo está en expansión.

La teoría del Big Bang toma de base esta constatación e intenta elaborar a partir de ella una explicación del origen del universo. Argumenta de la siguiente manera: si en el momento presente t el universo se está expandiendo, en t-1 debía estar más contraído que en t, en t-2 más contraído que en t-1, en t-3 más contraído que en t-2, y así sucesivamente. A partir de este razonamiento se concluye que debió existir un instante t-n en que todo el universo estuvo contraído en un solo punto infinitesimalmnete pequeño (singularidad) a partir del cual se ha ido expandiendo hasta su situación actual t.

1.2. Posibles destinos del universo

Aceptando esto como principio del universo, surgen tres teorías sobre el destino final del mismo. El parámetro más relevante para la determinación de los posibles finales es el parámetro de densidad Omega Ω (densidad de materia media del universo dividido por un valor crítico de esa densidad). Dependiendo de si Ω es igual, menor o mayor que uno, surgen tres posibles finales del universo: universo plano, universo abierto y universo cerrado, respectivamente.

 

(A) Universo cerrado: Ω>1

En tal caso, la gravedad acaba por detener el avance del universo y hace que este comience a contraerse hasta volver a concentrarse en un solo punto, provocando el Big Crunch, que precede al Big Bang del siguiente universo que se forma.

(B) Universo abierto: Ω<1

En este segundo caso, el universo estaría negativamente curvado y se expandiría para siempre de forma acelerada, causando finalmente su propia muerte (“muerte térmica”, Big Freeze, Big Rip).

(C) Universo plano: Ω=1

En este último caso, el universo también se expandiría indefinidamente, aunque con una tasa de aceleración decreciente (tendiente asintóticamente a cero). El destino del universo sería el mismo que en B, la “muerte térmica”, el Big Freeze o el Big Rip.

1.3. El universo cíclico

En el caso de un Universo cerrado (A) cada Big Bang viene precedido inmediatamente por el anterior Big Crunch. Así, desde esta perspectiva, el universo consistiría en una sucesión infinita de universos finitos, que se irían creando y destruyendo. Para entenderlo con una simple metáfora, sería como inflar un globo hasta su punto máximo, abrir los dedos para que saliera todo el aire, y volverlo a llenar, y así infinitas veces. Esta teoría se ha denominado universo oscilante, que tras presentar algunos problemas iniciales (violación del segundo principio de la termodinámica, conservación de la energía) se ha reformulado (2001, 2007) en la teoría del modelo cíclico. Es importante remarcar lo ya dicho: en un universo cerrado se da una sucesión infinita de universos finitos.

Por tanto, nuestras siguientes premisas son:

(2) El universo es cerrado.

(3) El universo sigue un modelo cíclico de existencia

Hay un argumento muy potente para intentar demostrar la segunda premisa, y por ende la tercera. Sin embargo, para no alargar aun más la demostración, lo presentaré en una entrada futura.

2. Demostración

2.1. Las leyes del universo

Así pues, aplicando (1), (2) y (3), tenemos que tras el colapso y la consiguiente contracción y destrucción de nuestro universo, surgirá un universo nuevo. Se sabe, sin embargo, que las leyes de cada universo se crean en los primeros “instantes de vida”. Por tanto, el universo que venga después del nuestro podría desarrollar otras leyes físicas diferentes a las nuestras que no permitieran, por ejemplo, el estado sólido de la materia o el surgimiento de la vida.

2.2. Argumento Primero

Ahora bien, puesto que la sucesión de creación-destrucción de universos es infinita, por probabilidad, surgirá un nuevo futuro universo con las mismas leyes físicas que el nuestro. De hecho, puesto que la sucesión de creación-destrucción de universos es precisamente infinita, por probabildiad, surgirán infinitos universos con las mismas leyes físicas que el nuestro.

Vayamos por partes para entenderlo:

A. Infinitos pequeños, infinitos grandes, e infinitos dentro de infinitos

Esto, a priori, causa extrañeza, pues estamos hablando de un infinito dentro de un infinito “más grande”. Decimos que dentro de las infinitas creaciones-destrucciones de universos que se darán, surgirán infinitos universos con las mismas leyes que el nuestro a parte de los otros infinitos universos con leyes distintas al nuestro. ¿Es ello posible? ¿Es posible un infinito “más grande” que otro y que un infinito contenga otro infinito? Sí, y además la demostración es muy bella y fácil de entender.

Para entenderlo rápido, pensemos en un hotel con infinitas habitaciones y que está completo. Pensemos ahora que nos vienen infinitos clientes nuevos. ¿Cómo lo hacemos para acogerlos? Muy fácil, partimos las infinitas habitaciones en dos y así podemos acoger a los infinitos nuevos clientes que nos han venido.

En nuestro caso podemos hablar de los siguientes conjuntos infinitos:

A: conjunto de los infinitos universos que se han creado y se van a crear.

B: conjunto de los  infinitos universos que se han creado y se van a crear con las mismas leyes físicas que nuestro universo actual.

Ambos conjuntos son infinitos y se cumple que BA, esto es, B es subconjunto (está contenido) en A.

B. Universos Infinitos

Teorema I: si un determinado universo x tiene posibilidad de existir, entonces existirá infinitas veces y formará un conjunto X de infinitos universos idénticos.

Ello es muy fácil de demostrar. La probabilidad de que ocurra un suceso se calcula de la siguiente manera:

P(A) = Nº de casos favorables / Nº de casos posibles

Según hemos visto, el número de universos que van a crearse y destruirse es ∞, por lo que el denominador es ∞. Siendo la P(A) de que aparezca un universo con leyes x un número cualquiera k, tenemos que:

Nº de casos favorables = k · ∞

Puesto que ∞·k=(siendo k diferente a 0) tenemos que el Nº de casos favorables de que se de el universo x es ∞, como queríamos demostrar.

 

2.3. Argumento Segundo

Dentro del conjunto infinito B hay una minúscula probabilidad de que surja un universo c con nuestras mismas leyes y en el que todas las partículas, además, interactúen exactamente igual a como han interactuado en toda la historia de nuestro universo. Esa minúscula probabilidad existe, pues nuestro universo ha existido de facto, y por tanto tiene una probabilidad de existir. Así, en ese universo c, la madre y el padre del lector volverían a conocerse y a casarse, y por lo tanto el lector volvería a existir.

Es más: puesto que B es infinito, acabarán surgiendo infinitos universos c donde el lector volverá a existir (por el Teorema I). Podemos establecer, por tanto, un nuevo conjunto infinito:

C: conjunto de los infinitos universos que se han creado y se van a crear con las mismas leyes físicas que nuestro universo actual y en donde todas las partículas y entes han interactuado e interactuarán exactamente igual a como han interactuado en nuestro universo actual.

Cumpliéndose en este caso CB.

3. Conclusiones

Resumiendo: puesto que la creación-destrucción de universos es infinita, surgirán infinitos universos con las mismas leyes que el nuestro, y dentro de estos surgirán también infinitos universos donde todo será exactamente igual que en el nuestro. Así pues el padre y la madre del lector se volverán a conocer infinitas veces, y por lo tanto este volverá a existir infinitas veces. Toda la historia de nuestro universo, de la humanidad, y nuestra propia vida, volverá a existir infinitas veces.

A su vez, de esta demostración se deduce que:

(1) O bien esta no es la primera vida que tenemos (podría ser, por ejemplo, la séptima vez que aparece nuestro universo, y por tanto la séptima vez que el lector existe); en cuyo caso todo lo que nos vaya a pasar en nuestra vida ya ha pasado en las siete existencias anteriores, por lo que nuestra vida ya está “escrita”.

(2) O bien podría ser la primera vez que existe nuestro universo y por tanto la primera vez que existimos, y por tanto todas las acciones y decisiones que hagamos en nuestra vida se repetirán infinitas veces. Nietzsche llamo a esto el eterno retorno de lo mismo.

4. Otras vidas posibles

Dentro del conjunto B podría surgir un universo d donde todo fuera igual (la historia de la humanidad y del universo) hasta el momento en que el lector decidió que carrera universitaria estudiar. Y si decidió, pongamos por caso, estudiar medicina, en ese universo d elegiría estudiar derecho. Este universo d formaría él mismo un conjunto infinito (por el Teorema I) y estaría definido como:

D: conjunto de todos los universos infinitos que se han creado y se van a crear con las mismas leyes físicas que nuestro universo actual y en donde todas las partículas y entes han interactuado exactamente igual a como han interactuado en nuestro universo actual hasta la decisión del lector L de estudiar una carrera universitaria, a partir de donde los sucesos no son ya como en nuestro universo actual, sino los correspondientes derivados de la decisión de L de estudiar derecho.

 Siguiendo esta línea de razonamiento, puede deducirse que podrían existir otros universos (que se darían infinitas veces, por el Teorema I) en los que volviéremos a existir y en los que tomáramos decisiones distintas a las que hemos tomado o tomaremos en nuestra vida, por lo que tendríamos en realidad vidas distintas que viviríamos infinitas veces.

Ahora bien, esta solución de las “vidas posibles” plantea algunos problemas:

  1. No podemos asegurar que exista una cierta posibilidad k de que se de un universo en que tomáramos otra decisión a la que hemos tomado en nuestro universo actual. Lo único que podemos asegurar es que nuestro universo actual tiene una posibilidad k de darse (pues se ha dado), por lo que de lo único que podemos estar seguros es de que nuestro universo se dará infinitas veces y viviremos nuestra vida actual infinitas veces.
  2. Aunque existiera la posibilidad de otras vidas, ¿por qué íbamos a elegir una cosa contraria de la que elegimos en un momento dado? Supongamos que en una circunstancia X, tras cierta deliberación, elegimos Y. ¿Por qué íbamos a elegir algo diferente a Y si volviéramos a estar en exactamente la misma circunstancia X?
  3. Tomando decisiones distintitas de las que hemos tomado, ¿seguiríamos siendo nosotros mismos? ¿Si hubiéramos estudiado otra carrera (por lo que tendríamos diferentes conocimientos, amistades, pretensiones, perspectivas etc.) ¿podría aún decirse que somos la misma persona?

5. Garantía del argumento

Por todo ello lo único que “garantiza” esta demostración, si sus premisas son correctas, es que nuestro universo volverá a existir, y que por lo tanto cada uno de nosotros volverá a existir y a disfrutar de su vida, y que este hecho se repetirá infinitas veces.

oscilating-universe

6. Una réplica común

Una reprimenda común con la que me he encontrado al exponer la demostración es la siguiente:

“Pero yo no me acuerdo de las veces pasadas que he existido, ni me acordaré de esta vida la siguiente vez que exista.”

Contestación:

Cierto, pero si la demostración es correcta, en este momento de tu vida has cobrado consciencia de la realidad de todas tus vidas anteriores y tus vidas futuras, y sabes que en todas ellas también cobrarás consciencia, pues volverás a escuchar o leer este argumento. No podrás acordarse  de lo que has hecho, cierto, pero ¿no le quitaría ello, en cierto sentido, la gracia a la vida? para mi lo más importante es que ahora sabes que… ¡volverás a existir!

AGL

Anuncios

14 thoughts on “Demostración de que viveremos eternamente. Versión Larga.

  1. Mmm interesante tema, estoy de acuerdo con lo expuesto aunque mi cabeza no da para más con algunas explicaciones, pero…según esta teoría,nuestra vida es un bucle infinito condenado a repetirse…podría explicarme eso el hecho de tener deja vus?Creo que es lo más mosqueante que le puede pasar a alguien…de hecho la semana pasada estaba sentada en el salón tranquilamente y mi cabeza me dijo…”Esto ya lo has vivido”.Ahora esas sensaciones que tengo parecen cobrar más sentido después de esta explicación…escalofriante.Quizas ese es el pequeño recuerdo que se nos deja tener de nuestras vidas pasadas…

    1. Simplemente tu cerebro a experimentado sensaciones anteriores parecidas que te inducen a pensar que el instante es el mismo, aunque no es así. Suele ocurrir cuando te encuentras en un estado de relajación física que puede resultar excesivo ya que tu cerebro siempre debe estar alerta. En ese momento examina el entorno para enviarte una señal y confirmes si te encuentras en peligro o no.

  2. mmmm…bueno, yo no estoy de acuerdo con lo expuesto peeero…lo respeto. Por cierto, me sorprende tu conocimiento sobre la Omega y sus posibles valores, pero hasta la fecha, y por las teorías y experimentos que se han realizado, parece que el Universo es mas bien tirando a plano…

    1. Pero si es plano, debe expandirse infinitamente. Sin embargo, sabemos que nuestro universo es finito (porque se está expandiendo). Y cómo lo finito no puede expandirse infinitamente, el universo no puede ser plano.

  3. Muy interesante artículo, aunque las premisas no termino de verlas claras. Supongamos que nos encontremos en el caso Omega > 1, con el modelo que tiene Big Bang y Big Crunch. Quizás es un fallo de concepto mío, pero tengo entendido que la dimensión temporal también está acotada e incluida en dicho Universo. En este caso, no se puede hablar de un “antes” del Big Bang y un “después” del Big Crunch, porque el tiempo en sí mismo deja de existir más allá de esos dos eventos. Por tanto, a mi modo de ver, no tiene mucho sentido hablar de sucesión infinita de universos finitos, que se irían creando y destruyendo y menos aún de una vida infinita en el concepto temporal del que estamos hablando.
    Por otro lado, volviendo al tema de las dimensiones, hay teorías que hablan de que existen 10, o incluso 11, entre las cuales se encuentran todos los infinitos universos posibles con todas las infinitas líneas temporales posibles. En este caso, fuera cual fuera la Omega en cuestión, sí que sería posible hablar de vidas infinitas, pero no una detrás de otra, sino en paralelo. Ver vídeo:

    1. Creo que esta respuesta destruye toda la teoría de este artículo:
      “La dimensión temporal también está acotada e incluida en dicho Universo. En este caso, NO SE PUEDE HABLAR DE UN “ANTES” DEL BIG BANG Y UN “DESPUÉS” DEL BIG CRUNCH, porque EL TIEMPO EN SÍ MISMO DEJA DE EXISTIR más allá de esos dos eventos. Por tanto, a mi modo de ver, no tiene mucho sentido hablar de sucesión infinita de universos finitos, que se irían creando y destruyendo y menos aún de una vida infinita en el concepto temporal del que estamos hablando”.

  4. otra cosa mas: puesto que hablamos de un momento del big bang como una explosión en un momento y lugar puntuales (visión común y errónea), y puesto que el universo no es simétrico, en dónde vuelve juntarse toda la materia y energía del universo??

    1. La única manera de pensar la contracción del universo es que finalmente se colapse en “un punto”, pues si no fuera así, aun podría “contraerse un poquito más”, hablando con muchas comillas. Oviamente será un punto dentro del cual estará contenido todo el espacio que forma nuestro universo, y no un punto inmerso en un “mega-espacio” “fuera” de nuestro universo (aunque podría ser, no lo sabemos, que existiera un “mega-espacio-universo” dentro del cual nuestro universo ocupara una región determinada).
      Tampoco veo cual es la contradicción entre la “no simetría” y la imposibilidad de juntarse en un punto. Pues si algo a recorrido un camino, puede volver a recorrer el camino en dirección contraria, y por tanto volver al punto de inicio. Si el universo fuera la superficie de un globo inflado (que no es simétrico) y fueramos soltando poco a poco el aire, las partículas de la superficie del globo cada vez estarían más juntas (la superficie se estaría contrayendo) y volverían a llegar a la posición inicial que tenían antes de inflar el globo.
      En cualquier caso esto se merece un poleo menta en la terraza del Dublin.

  5. Algo que me ha llamado la atención (quizás no lo haya entendido bien) es el punto en el que afirmas que un nuevo universo podría poseer diferentes leyes a las que conocemos, y aún así afirmas que la creación-destrucción de universos será infinita. ¿Qué pasa si se da el caso de un universo en el que no se puedan dar los principios de universo cíclico, cerrado y en expansión en los que te basas?

    1. Es una muy buena observación. Supongamos que es cierto que las leyes del universo se crean en los primeros instantes de vida de cada universo. Entonces habría, al menos, dos posibilidades:

      (1) que pudieran crearse leyes que, como dices, desembocaran en un universo no cíclico, rompiendo la creación-destrucción infinita y, por tanto, el argumento.
      (2) que las leyes que pudieran crearse tuvieran ciertos límites de posibilidad, por ejemplo que tuvieran que ser compatibles con un universo cíclico, cerrado y en expansión.

      Por tanto, que las leyes se creen en los primeros instantes del universo no es prima facie un problema problema para el argumento. Lo es tan solo si nos hallamos en la situación (1), en cuyo caso parece que sería inválido.

      No obstante, he comenzado el comentario diciendo que “supongamos que es cierto…”. Y es que, el hecho de que las leyes se creen en los primeros instantes, que es, como apuntas, lo que te ha llamado la atención, es algo puramente especulativo. En física se desconoce el origen de las leyes de la naturaleza. Una posición afirma que se crearon durante los primeros instantes de vida del universo. Pero hay otras que no. Para mí lo más lógico es pensar que las leyes ya existían en el mismo momento que comienza el Big Bang (sino, ¿cómo se expande algo que es puramente materia-espacio sin ninguna ley?). Para mi, el universo es cíclico y siempre conserva las mismas leyes. En el artículo asumí que las leyes pueden crearse para darle un mayor alcance al argumento. Pero es cierto que, entonces, el peligro de hallarse en (1) puede invalidarlo.

  6. TODO ESTO ES UNA VEDADERA ABERRACIÓN PRIMERO PORQUE EN LA BIBLIA BIEN CLARO DICE QUE LLEGARA UN MOMENTO EN QUE NOS FUNDAMOS CON DIOS EN ALMA Y EN ESPÍRITU Y NUNCA DICE LA BIBLIA QUE POR SIEMPRE ESTAREMOS EXISTIENDO CON LAS MISMA VIDAS.. ESO SERÍA ALGO ATRÓZ Y TERRIBLE, YA QUE TODOS LOS QUE SUFRIMOS Y OTROS QUE SUFREN PEOR QUE NOSOTROS VOLVERÍAMOS A SUFRIR LO MISMO ETERNAMENTE, REÉTIDAMENTE Y ESO SER+ÍA ABOMINABLE… USTEDES SON UNOS REVERENDOS IDIOTAS.. NADIE AGUANTARÍA VIVIR EXACTAMENTE LO MISMO PARA SIEMRPE.. DEBE HABE CAMBIOS EN CADA VIDA PARA SANEARNOS DE TODO MAL…

    1. (1) ¿No apunta la Biblia a la vida eterna? Es lo que aquí se está relatando.

      (2) Que algo sea “abominable” o no nos guste no es ningún argumento en su contra (Falacia ad consequentiam). El cáncer es “abominable”, y aún así es real.

      (3) ¿Por qué tienes que faltar al respeto llamándonos “reverendos idiotas”? (Falacia ad hominem). Este es un blog abierto que respeta todas las opiniones y trata todos los temas con el respeto que se merecen. Fíjate que no he borrado tu comentario, aunque por el insulto, no por el contenido, debería haberlo hecho, como he hecho con otros.

      (4) Si te hubieras acabado de leer el artículo (y si así ha sido, te invito a que repases el final) verías que se explica cómo es posible que vivamos otras vidas y no siempre la misma.

      (5) Por lo que veo eres un “creyente de fe” y no un “creyente de Dios”. Te olvidas de Dios y simplemente tomas una postura irracional. Te olvidas de que si Dios existe y nos ha hecho racionales es por algún motivo. Y que si Dios existe y nos ha creado, entonces ha querido que tuviéramos la ciencia y que lo que ésta nos dijera fuera verdadero. ¿Por qué iba a darnos una herramienta que nos engañara con tanta precisión como acierta la ciencia? Sería un poco pillo por su parte. Si Dios existe y nos ha creado, lo que nos dice la ciencia es cierto. He tenido varias conversaciones con “creyentes de Dios”, no de fe, teólogos y personas con un cargo eclesiástico en la iglesia con capacidad de pensamiento crítico, y esta aseveración ha sido compartida por todos ellos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s